Despedida

Azalia se puso un hermoso vestido amarillo, unos tacones no muy altos, se hizo una coleta y salio a la tan esperada comida con Jack.

Siguiendo cada uno de sus pasos estaba su amiga Carmen, sigilosamente tomaba fotos desde que llegaron al restaurante y Jack le daba el asiento a Azalia, cuando el pedía la orden mientras le sonreía.

Cada momento fue tomado por la lente de la cámara de Carmen, ella se sentía tan celosa, pero sus celos no se interpondrían se ayudarle a su amiga.

Después de comer, Azalia le pidió fueran a otro lugar. Jack estuvo de acuerdo.

La tarde llego muy rápido y por la época del año se comenzaba a oscurecer, caminaron juntos hasta el puente de Londres.

A la mitad de camino se tuvieron, Azalia había pensado mil veces que le diría, pero en ese momento el nudo que tenía en la garganta le impedía hablar.

Jack comenzó a hablar en tono amoroso

-Azalia sabes que soy Dario ¿cierto?

Azalia asintió con la cabeza mientras intentaba que su voz saliera.

-¿Vas a regresar a mi lado?

Azalia negó con la cabeza mientras un par de lagrimitas asomaban por sus hermosos ojos marrón.

Jack no sabía que hacer ante la negativa.

Azalia recuperó el habla, su voz poco a poco comenzó a salir.

- Quería que tu me dijeras quien eres por cuenta propia. Yo ya le llore demasiado a mi amado Dario, el que murió en un naufragio al intentar salir de Cuba. Tu eres Jack, compañero de la señora Kelly, tienes un futuro brillante, en donde ya no entro yo.

-Pero puedo regresar a ser Dario, podemos irnos a Cuba o donde tu quieras y ser felices.

Azalia miro al cielo que cada vez estaba más oscuro, lágrimas recorrieron su mejilla.

- Hice todo lo posible por estar a tu lado, me casé con Rubén para que te sacaran de la cárcel, aguante meses para poder librarme de él, cuando por fin lo hice corrí al aeropuerto para ir a Cuba a buscarte, pero ya no te encontré. Después me hicieron identificar un cuerpo a medio descomponer, me resistía a creer que eras tú, pero las pruebas de ADN decían que lo eras. . .

-Pero no lo era, estoy aquí para ti, nuestro destino era reencontrarnos.

Azalia tomo una bocanada de aire que se tornaba frío.

-Querido Dario, tu no viniste por mi, tu querías averiguar que paso, no recuperarse, todo ese tiempo que te escondiste bajo otra identidad Sebastian lo lleno con amor y dedicación. Si tan sólo hubieras regresado a mi antes.

Jack tomo de los brazos a Azalia y la miro a los ojos.

-No podía, el naufragio dejo mi rostro deformado, te hubieras espantado solo de verme.

- ¿Eso es lo que piensas de mi?, que hubiera puesto tu aspecto por encima de mi amor por ti.

-No quise decir eso, me avergonzaba en que me vieras en ese estado.

-No me hubiera importado, ahora ya no hay vuelta atrás.

- Si la hay, podemos irnos a donde queramos.

Azalia se soltó del agarre de Jack.

- Mi amado Dario, debes seguir tu camino, nuestro amor es algo que no pasara en esta vida.

Jack comenzaba a sentirse muy frustrado ante la actitud de Azalia.

- ¡Entonces que pretendías al acercarte a mi, si no quieres mi amor!, ¿Dime qué quieres?

- Solo quiero decirle adiós a mi gran amor, eso es lo que quiero, cuando estábamos en la isla no pude despedirme, cuando regrese por ti tampoco. Hoy solo quiero verte ,desearté una larga y feliz vida y despedirme para siempre.

Jack tenía los puños muy apretados, los nudillos comenzaban a ponerse blancos.

-¿Por qué?. . . ¿por qué no quieres regresar a mi lado?

- Por que aunque nuestro amor fue grande ya se acabo. . .

-No me puedes decir eso, tu eres mía, me prometiste que estarías siempre conmigo.

- Yo cumplí, yo estuve todo lo que pude con Dario, mi amor por el que regresé. Tú. . .tú no eres él.

Dario la beso, un beso tan profundo y apasionado, que a cualquiera le hubiera hecho temblar las rodillas, pero Azalia permaneció inmóvil casi inerte.

-Tu no lo eres, tu eres Jack. No amo a Jack, te agradezco la comida y el paseo pero este es el adiós. Por favor, se feliz y dejame ser feliz con Sebastian.

-¿Esa es tu última palabra?

-Si, esto lo es. Siempre te tendré entre mis más dulces recuerdos.

Jack comenzó a caminar para alejarse se Azalia, se sentía tan molesto y frustrado. Si tan sólo hubiera regresado antes a su vida, sin máscaras ni falsas identidades tal vez ella lo hubiera seguido amando como cuando era sincero en la isla.

A pesar del enojo no podía obligarla a nada, de lo contrario el se rebajaría a ser le lo mismo que Rubén y tarde o temprano, Azalia lo odiaría él no podría cargar con el odio de la mujer que ama.

Azalia se quedo ahí mirando a la nada, las lágrimas no se detenían, tenía el corazón desecho, pero era algo que le destrozará el alma.

Asi fue como se despidió de su gran amor, no se había percatado de lo frío que estaba su cuerpo hasta que sintió que alguien le colocaba un abrigo sobre sus hombros.

Su amiga Carmen que lo había visto todo a la distancia se acerco después de cerciorarse de que Jack no regresaría.

Le hablo varias veces a Azalia pero ninguna contestó.

Cuando Azalia sintió el calor del abrigo y el abrazo que le estaba dando Carmen reaccionó, abrazo a su amiga y un gran llanto se desató.

A mitad del gran puente iluminado estaban dos amigas, ambas con el corazón roto.

Más populares

Comments

Francy Eliana Castillo Gallon

q dificil desoedirse de un amor pero el no la valoro y penso q ella lo rechasaria por su aspecto despues del accidente sebastian a dado todo por ella

2020-11-01

21

Gisela Lorena Martinez

pero que triste esta historia

2020-10-22

8

ALMA D. V. G. 🇲🇽

Las circunstancias los separaron y el con su inseguridad al no buscarla pronto por su daño en el rostro dejo que Sebastián se ganará su corazón con su cariño, ternura y comprensión 🥺

2021-05-10

0

Total
We will open more payment methods as soon as possible
Step Into A Different WORLD!
Download MangaToon APP on App Store and Google Play