Romance fallido

La furia es su rostro era tan profunda que Sofía sintió un inmerso temor, provocando que su deseo por librarse del agarre de Azalia desapareciera y permitiera ser echada como si se tratara de una bolsa de basura.

Lo último que escucho fue el estruendo de la puerta ser azotada, consecuencia de toda la rabia que sintió su amiga.

Estaba herida, no podía lidiar con el insoportable y persistente dolor que sentía en su pecho, sus ojos estaban enrojecidos y secos después de tanto llorar.

Se sentía tan agotada que se tumbó en la cama a reflexionar, ¿Cómo pudo pasar todo esto?, ¿De dónde había salido el valor de ese bastardo de Rubén para hacerle eso?, sin embargo; lo que más le dolía era Sofía, la persona en la que más confiaba le había escondido el hecho de que Rubén tenía una amante y el hijo que estaba en el vientre de aquella mujer.

Sin lugar a dudas Sofía la había traicionado, sobre todo en el momento en que empatizo con aquel bastardo infiel y no con ella.

Su rostro siempre lindo y agradable estaba desfigurado por el dolor, la furia y la tristeza que provoco la traición. Si alguien la mirará en esos momentos sería incapaz de reconocerla y sin lugar a dudas, lo único que sentirían hacia su persona sería repulsión, miedo o lastima.

No había marcha atrás, tenía que ponerse al corriente de la situación pues existía la posibilidad de que el bastardo de Rubén ya se hubiera enterado de que ella cancelo la boda y hubiera hablado con sus padres. Mientas Azalia dilucidaba la situación, alguien toco la puerta.

Del otro lado de la puerta se escuchó la voz de una mujer mayor, el timbre de su voz era tan conocido que inmediatamente supo que se trataba de su madre.

Aun no sabía cómo hablar con ella, por lo que se levantó de la cama y abrió la puerta con cierta timidez.

Su madre era una mujer sumamente conservadora, en su rostro se notaban algunas marcas de la edad pero no le afectaba en lo más mínimo pues sus rasgos finos y elegantes aún eran dignos de admirar. Su madre le sonrió y entro a la habitación.

-¿Cómo te sientes querida?, ¿Haz comido algo o quieres que le pida algo a la sirvienta?

– esas fueron las dulces palabras que le dirigió al mismo tiempo que tomaba su mano con la intención de llevarla a sofá.

Le decía esas palabras mientras la tomaba de la mano y la dirigía al sofá donde antes había estado sentada Sofía viendo la revista de modas.

La revista que Sofía había estado viendo antes seguía ahí, en ella se apreciaba las fotografías que se había tomado antes con Rubén, las mismas con las que anunciaron su boda.

Azalia soltó la mano de su madre, se apresuró a tomar la revista y revisar la fecha, se trataba de la última edición que había salido a la venta el día anterior, ¿Cómo era esto posible?, ella había cancelado todo en cuanto se enteró de la amante de Rubén hace una semana.

Miro a su madre con rostro inquisitivo

–Madre, ¿sabes qué es esto? ¿quién envió estas fotos a la revista pesar de que he cancelado todo?.

Lo único que obtuvo de su madre como respuesta fue una mirada de lastima

- ¡Deja de mirarme así y responde!, ¡Maldición! Suspiro frustrada y miro a su madre retadoramente – Incluso si  no dices nada, terminare por averiguarlo por mi propia cuenta.

Fue entonces cuando la Señora Arumir hablo

– Hija, sabes que te amamos demasiado pero Rubén nos ha contado sobre la discusión que tuvieron. No puedes dejar todo el trabajo de cinco años por una simple pelea, aunque no lo veas tu relación es fuerte y sobre todo, Rubén te ama.

Azalia era incapaz de entender la postura de su madre y se limitó a soltar una estruendosa y sarcástica carcajada como respuesta

-Jajajaja. . . Madre, ¿realmente eres tan ciega? Estas defendiendo a aquel bastardo infiel, manipulador y mentiroso en lugar de a tu propia hija.

Querida madre, mi amor por ti es sincero, creí que tu amor era reciproco o aún mayor, pero parece que me niego a aceptar la realidad y simplemente me engaño a misma.

-Azalia, ¿Cómo puedes decir eso? eres lo que más amo en este mundo, mi pequeña y adorada hija a quien siempre apoyaré

Respondió la señora Arumir afligida, aquellas palabras la habían lastimado pero todo el amor que siente hacia su hija no significa que sus berrinches serían cumplidos

– Rubén hablo con nosotros, dijo que estaba frustrado por todo el trabajo y la falta de tiempo que tenías por encargarte de la boda. Dijo que la relación con Paulina no fue nada y bien sabes que salir a comer o a beber una copa con alguien no es una infidelidad.

-¿Eso les dijo ese maldito hijo de perra? – interrogo su hija llena de furia – Madre, cuatro años de sexo y un embarazo no son solo “una comida y algunas copas” como dices; él ha estado manteniendo en la gloria a aquella amante gracias a mí. Madre, ¿eres muy tonta o ese hombre es un muy buen mentiroso?

- Querida, incluso si lo que dices es cierto tenemos un problema, los preparativos de la boda están listos y debes entender que cancelarla traerá problemas a la empresa de Rubén, la tuya y la de tú padre… - paro en seco para mirar a su hija, quien lucía totalmente seria – además, seremos la comidilla de todos. Por favor, cásate y espera un tiempo para divorciarte. Por favor, hija.

Azalia comenzó a sentir nuevamente esa furia incontrolable y aunque no empatizara con la petición de su madre, tampoco quería lastimarla por lo que trato de calmarse y le dijo

– Madre, retírate por favor. Estoy cansada y necesito tranquilizarme.

La señora Arumir dudaba de salir de la habitación pero la mirada de reproche de su hija elimino cualquier duda y finalmente salió.

Una vez que su madre se retiró de la habitación, Azalia comenzó a maldecir pues de una cosa estaba segura, si esta revista llegaba a salir de la Isla y Dario se enteraba, pensaría nunca existió un verdadero romance entre ellos y simplemente se trataba de un capricho lujurioso de ella.

Entonces, al recordar el nombre de su amado fue imposible sacarlo de su mente. La furia acumulada a lo largo del día se convirtió en una profunda preocupación.

¿Cómo se encontraba?

¿Qué le había pasado?

¿Estaría herido?

¿Lo habrán apresado?

¿Qué demonios le había pasado a Darío?

Tantas preguntas y sin respuesta. . .

 

 

Más populares

Comments

Maria Eugenia Ferreyra

move el traste querida y anda a buscarlo!!

2020-10-22

29

paty creative

no manches no que muy inteligente, y se deja mangonear por todos, novio, papás y igos
.. que mal

2021-05-29

4

Claudia López Morales

Ash tanta frustración, todos una bola de traidores que solo les importa el que dirán. desgraciado Infiel, pobre Darío

2021-11-16

2

Total
We will open more payment methods as soon as possible
Step Into A Different WORLD!
Download MangaToon APP on App Store and Google Play